QEPD Wilindoro Cacique

marcha 12 D en plaza san martin. foto walter hupiu tapia. 

Sí sabemos con quién nos metemos

Contra los malos usos de la democracia lo que planteamos es democracia radical

Publicado: 2016-12-13

Sí sabemos con quién nos metemos: con una estructura partidaria populista, autoritaria, de ascendencia entre muchos sectores de peruanos, pobres y grandes empresarios, que usó las reglas de la democracia durante los 90 para gobernar de manera vil, violando derechos humanos y asesinando por encargo dentro de una estructura incluida en el Ejército Peruano, envileciéndolo a su vez. Los hechos lo demuestran con sentencias y carcelería para todos los operadores y para el gran jefe de la podredumbre. La profilaxis de choque que fueron los vladivideos parece estar perdiendo su efecto translúcido y permitiendo que el pueblo se amodorre en las hendijas de esta ballena llamada crecimiento económico. ¡No lo permitamos! Que sobre el emprendedurismo egoísta se afiance la solidaridad cívica y republicana. No somos una recua que se refocila en el consumo compulsivo, somos una nación heredera de múltiples culturas que supieron erigirse sobre la vileza. 

Nos metemos con la hija del dictador que, para solapar sus raíces, intentó congraciarse con los sectores liberales democráticos con voz de embeleso en el foro de la Universidad de Harvard y que hoy recobra su carácter dictatorial cuando se empeña en demoler un gobierno que le ganó, con las justas, pero limpiamente en las urnas. Obviamente no todos los fujimoristas son iguales: hay un abismo de diferencia entre Karla Schaeffer y Cecilia Chacón, no solo en las maneras democráticas, sino sobre todo en el convencimiento de los usos de la democracia. Pero lo que sí debemos entender es que el aparato partidario dirigido desde la Mototaxi se impone con su sensibilidad despótica, su fuerza en el número, su alegría sobre el daño y el golpe.

Precisamente porque sabemos con quién nos metemos, esperamos que los congresistas del Frente Amplio, una bancada de la izquierda peruana, estén a la altura de comprender que esta censura no está vinculada con la educación, ni con los sueldos injustos de los maestros, ni con el fortalecimiento de la universidad peruana, menos con los niños y niñas que van a colegios públicos sin carpetas, pizarras o con profesores multigrado. Congresistas de la bancada FA, entiendan: esta censura es solo un pulseo de fuerza por el poder. Y si tiene que caer la bancada con todo el Congreso, pues este es el momento de ser grandes y no pensar en la canasta de Navidad del oprobio. ¡No los elegimos para ser iguales a los otros sino para llevar la ética en la punta de los dedos!

la dos formas de vigilancia: democrática y no tanto... foto walter hupiu tapia

Porque sabemos con quién nos metemos hemos salido ayer a las calles. Porque sabemos con quién nos metemos seguiremos enarbolando la bandera de la solidaridad y la democracia, no como careta para utilizar sus instrumentos, sino como recurso para consolidar un buen vivir para todos y todas.

Porque sabemos perfectamente con quien nos metemos levantaremos nuestros escudos contra los insultos, chantajes, campañas estigmatizantes, vilezas, contra la sordina de los manejos a mediavoz y contra el fondo de esa sentina llamada fujitrolls. Porque sí sabemos con quién nos metemos.


Esta columna fue publicada el día de hoy en La República. 


Escrito por

Rocío Silva Santisteban

Rocío Silva-Santisteban Manrique (Lima, 1963) Escritora, profesora, activista en derechos humanos y políticamente zurda.


Publicado en

Kolumna Okupa

Artículos, kolumnas, reseñas de libros, poesía y reflexiones varias de Rocío Silva Santisteban.