QEPD Wilindoro Cacique

1333

Un decreto legislativo lesivo contra los territorios de los pueblos indígenas

Publicado: 2017-03-14


No, no es el número de la bestia, pero es el número del desastre para los pueblos indígenas de nuestro país. Se trata del Decreto Legislativo 1333 aprobado en el último conjunto de normas legisladas por el Poder Ejecutivo. El decreto pretende “flexibilizar” la propiedad territorial de los pueblos indígenas, de tal manera que, sin la consulta previa, libre e informada, el Estado pueda destinar tierras de comunidades a proyectos considerados urgentes. Obviamente esta norma es el furgón de cola de la Ley 30230, más conocida como el paquetazo antiambiental aprobada durante el gobierno de Humala. El paquetazo antiambiental incluye una serie de medidas anticonstitucionales que afectan directamente los territorios de los pueblos indígenas. El quid del asunto, como siempre, es que no todas las comunidades tienen títulos de propiedad comunales porque el Estado no ha querido reconocerlos.

La semana pasada, Aurora Coronado, presidenta del Frente de Mujeres de la Selva Central, nos dijo: “Venimos luchando para que se derogue la 1333 porque el Estado lo que quiere es titular a nivel individual cuando lo que quieren los pueblos indígenas es titulación colectiva.

A veces las empresas extractivas conversan con los jefes de las comunidades, con los varones, que son débiles, los llevan de pasantía y luego vienen e invaden porque ‘ya estuvieron capacitados”. Junto con Coronado, las dirigentes asháninkas como Mónica Ramírez y Bernardita Vega del distrito de Río Tambo, enfatizan la necesidad de respeto a los pueblos indígenas protegidos por el Convenio 169 de la OIT. “En la selva central las mujeres defendemos el territorio y el agua como mujeres de comunidades nativas porque hay problemas… pero lo que pasa es que los varones tienen el título de comuneros y nosotras no tenemos. A veces ellos nos humillan, nos dicen: ‘No quiero que tú opines”. Pero nosotros defendemos nuestras tierras” insiste Mónica Ramírez, actual presidenta de la Federación de Mujeres Asháninkas, Nomatsiguengas y Kakintes de la Selva Central (FREMANK).

Sin duda, este DL 1333, así como la mencionada ley, son parte de una estrategia que desde hace varios años David Harvey, Silvia Federicci y en América Latina, Claudia Korol han calificado como capitalismo por despojo. Precisamente se trata de acumulación del capital a través de la compra o concesión de extensos territorios para llevar a cabo actividades extractivas como minería, petróleo o gasíferas o incluso monocultivos. David Hill, periodista de The Guardian, ha publicado el sábado pasado un reportaje titulado “The top 10 threats to the most biodiverse place on planet Earth” (Las diez amenazas a la zona más biodiversa del planeta), es decir, a la reserva del Manu y una de ellas es la incursión en la zona de amortiguamiento de extracción de gas. Me da vergüenza internacional que nuestro país, en lugar de proteger la reserva, sea el abanderado de la indiferencia mundial.

Los pueblos indígenas estuvieron mucho tiempo antes que nuestros ancestros polacos o españoles o incas. Les debemos respeto, como mestizos que somos y eso implica honrar sus territorios, estén titulados o no. Aquí en el Perú se está llevando a cabo una guerra entre dos modelos de desarrollo y los indígenas no debieran ser por segunda vez los vencidos.


Publicado en La República este martes 14 de marzo de 2017.


Escrito por

Rocío Silva Santisteban

Rocío Silva-Santisteban Manrique (Lima, 1963) Escritora, profesora, activista en derechos humanos y políticamente zurda.


Publicado en

Kolumna Okupa

Artículos, kolumnas, reseñas de libros, poesía y reflexiones varias de Rocío Silva Santisteban.