vade retro, congresista

¿Es Salvador del Solar un caviar?

Desde Jorge del Castillo hasta ciertos columnistas de cachiporra han tildado al nuevo premier de "caviar" pero ¿no se trata más bien de un liberal?

Publicado: 2019-03-12

La pregunta es bastante absurda si tomamos en consideración que el concepto ‘caviar’ es un significante sin significado. Es decir, lo que significa tiene tantas acepciones e interpretaciones que, según la malignidad o no de los hablantes, puede ser negativo o estigmatizante, o no tener ninguna relevancia.

¿Por qué lo planteo? Porque varios políticos lo afirman. Por ejemplo, Jorge del Castillo sostuvo en RPP que “Del Solar es un caviar así como Josefina Townsend”. Aparte del mal gusto, Patricia del Río, que viene de la literatura como yo, le dijo al entrevistado lo que sostengo. ¿Pero es o no es y qué quiere decir que algunos políticos lo tilden de tal?

Ni siquiera el gran teórico de la caviaridad, me refiero al Innombrable, ha podido expresar siquiera algunas características comunes: lo que importa es señalar que se trata de personas que apelan o defienden los derechos humanos, de las mujeres, de los LGTBI y que se supone progresistas, pero que viven una vida burguesa, llena de comodidades, lujos y se dedican a lo que en Italia se denomina el “dolce far niente”.

Salvador del Solar renunció a su puesto como ministro —se demoró una semana, pero lo hizo— cuando PPK le dio el indulto a Alberto Fujimori. Eso significó que, así como otros ministros, no podía seguir en un gobierno que da un indulto trucho. Del Solar, además, ha defendido sinceramente la alternancia y la paridad de género, la lucha contra la violencia de género y los derechos de los LGTBI. Sus propuestas políticas son muy cercanas a las de Alberto de Belaunde.

Pero cuando fue ministro hubo una polémica sobre el Lugar de la Memoria que le costó el puesto de director a Guillermo Nugent, lo que implica que la presión del fujimorismo lo golpeó y, además, su despacho desde el Viceministerio de Interculturalidad, sostuvo que aplicar la Consulta Previa a las comunidades afectadas por proyectos mineros no era viable porque “levantaba falsas expectativas y desnaturalizaba el derecho colectivo”. Digamos que la posición de su portafolio en torno a la defensa de los derechos de los pueblos indígenas fue pro-empresas en contradicción con el Convenio 169. Eso es económicamente muy liberal, digamos.

Yo no creo que Salvador del Solar sea caviar, sea lo que esto sea. En todo caso, esperemos la propuesta de manejo del gobierno del nuevo premier, cuya gestión no será nada fácil.


Esta columna fue publicada en La República.


Escrito por

Rocío Silva Santisteban

Rocío Silva-Santisteban Manrique (Lima, 1963) Escritora, profesora, activista en derechos humanos y políticamente zurda.


Publicado en

Kolumna Okupa

Artículos, kolumnas, reseñas de libros, poesía y reflexiones varias de Rocío Silva Santisteban.